Primer encuentro sobre personalización de los sistemas sanitarios

La humanización es un concepto que las administraciones han puesto de moda, pese a que el primer plan estratégico de humanización se lanzó en el INSALUD en 1984. Pese a ello no es hasta el año 2014 cuando la Comunidad de Madrid lanza su plan estratégico de humanización, que define cuales son las áreas prioritarias de actuación con respecto a la atención personalizada, que garantiza la dignidad y el buen trato alos pacientes y sus familias.

De este plan, nuestro Hospital está desarrollando varias líneas estratégicas desde el primer día de su presentación en junio de 2015. Además, para potenciar este área, el centro ha creado recientemente un área de personalización de la atención sociosanitaria y RSC, que está coordinada por el doctor Julio Zarco, convirtiéndose en el primer centro que ha creado un departamento funcional, que integra y propulsa una orientación de sus procesos a la personalización.

Por este motivo, y con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie y de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, nuestro hospital organizó este primer encuentro sobre personalización de la sanidad, en torno a tres mesas de debate donde se pusieron en valor las estrategias de humanización de la sanidad madrileña, además de analizar las iniciativas formativas que la Escuela Madrileña de Salud ha puesto al alcance de los pacientes para fomentar su participación y formación.

Tres ejemplos prácticos

La última mesa, analizó tres modelos de buenas prácticas de personalización, puestas en marcha en nuestro centro. En la primera ponencia, la doctora María José Devesa, de la Unidad de Hepatología, explicó como “la formación e información al paciente y su ponderación como pieza clave en el proceso asistencial de la hepatitis, genera una mayor fidelización a los tratamientos, imprescindible para un mejor resultado terapéutico”, explicó esta especialista.

A continuación Mercedes Cañas, enfermera especializada en enfermedad inflamatoria intestinal (EII), trató sobre la importancia de cubrir las necesidades tanto físicas como emocionales, sociales y laborales de estos pacientes. Una atención necesaria y completa. “Ofrecemos información a pacientes y familiares que puedan comprender y utilizar para poder tomar decisiones de manera libre e informada, además de ayudarles a manejar su propia enfermedad, evitando complicaciones y mejorando su calidad de vida”, añadió Mercedes.

Desde el Servicio de Farmacia, el doctor Alejandro Santiago en la tercera ponencia, habló de la importancia de los programas de soporte a pacientes, cuyo objetivo es proporcionar educación al enfermo, para apoyar el comportamiento de autogestión. “Incluyendo actividades de asesoramiento sobre medicación, entrenamiento en el uso, soporte y recordatorios en la toma de medicamentos”, finalizó el doctor Santiago.

10 líneas estratégicas

El área de Personalización de la Asistencia Sanitaria y Responsabilidad Social Corporativa, del Clínico integra la atención al paciente, humanización, RSC, la labor sociosanitaria de trabajo social, voluntarios y asociaciones de pacientes. Es un área trasversal que va a crear una innovación organizacional en el hospital, para garantizar una atención más personalizada del paciente y su familia, para convertirles en voces activas dentro de los procesos organizativos del centro.

Los objetivos de esta macro área son los de convertir el servicio de atención al paciente en un elemento proactivo del hospital, para que participe en el diseño de nuevos procedimientos que garanticen la humanización y la participación activa de pacientes y familiares en la resolución de los problemas de salud. “Intentamos mejorar y potenciar el trato humano de los profesionales hacia los ciudadanos y entre los profesionales, y crear un comité de pacientes consultivo para marcar líneas estratégicas de desarrollo y acción en la gestión de la organización”, explica Julio Zarco.

Además, procura desplegar una escuela de salud que garantice la cultura de la salud de los ciudadanos con especial énfasis en la prevención, promoción y educación para la salud, e instaurar un estilo directivo trasformacional en la gestión de los procesos, priorizando elementos de personalización en áreas críticas del hospital, como son UCI, pediatría, oncología, final de la vida, salud mental, urgencias, etc., y reorientar los espacios hospitalarios para facilitar el acceso y la participación de los ciudadanos en sus procesos y generar un clima amable, digno y humano.

Los comentarios están cerrados.