Carta a Puri

Carta a Puri,

Nunca es fácil despedir a una compañera de trabajo, son tantas las horas, días, años a su lado, en momentos de alegría, de tristeza, de éxitos y fracasos….es tanto el tiempo vivido y compartido que su marcha deja siempre un amargo vacío.

Por eso estamos tristes, se ha ido Purificación García Robles, Puri, una buena compañera de Gestión Económica, que inspiraba siempre confianza, responsabilidad, seguridad y aplomo, que sabía qué y cómo hacer en cada momento, sin perder nunca la mesura ni la sensatez.

Pero también estamos agradecidos por la fortuna de haber convivido tanto tiempo con una compañera buena, que creaba a su alrededor una atmosfera de serenidad, templanza, equilibrio y sosiego.

Lo que no es frecuente, ser una buena compañera y una compañera buena, lo logró Puri. No es momento de alabanzas ni loas, Puri no necesitó nunca agradecimientos, menos aún ajenos e interesados.

Te has ido Puri, y lo has hecho con la misma entereza, valor y discreción que siempre generosamente derrochaste, sin pedir nada, y firme contra el desánimo. Permítenos, a tus compañeros y amigos, expresarte nuestro afecto, reconocimiento y cariño.

Gracias por tu ejemplo, personas como tú engrandecen a las organizaciones y nos mejoran; por ello y por tantas otras cosas que nos dejaste, quienes te conocimos te echamos ya de menos y te guardaremos en nuestra memoria por siempre.

Los comentarios están cerrados.